¿QUÉ PODEMOS HACER CON LOS FONDOS EUROPEOS?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Article de Pablo Jordi, productor de Pikkukala publicat a l'InfoPROA de dilluns 15 de març de 2021.

El lanzamiento del instrumento Next Generation EU de la Unión Europea refleja una inquietud común por el futuro y la necesidad de activar la economía tras la Covid y prepararnos mejor para la siguiente crisis. A los productores de animación nos toca definir qué significa eso en nuestro terreno. Sea lo que sea, pasa por un trabajo mano a mano con las instituciones y las teles y con otras áreas del sector audiovisual y cultural.

Los fondos europeos, canalizados en diferentes instrumentos, serán administrados por los gobiernos locales a través de agencias (Ministerios, Consejerías, institutos y programas ya existentes) en un entramado cuyos detalles desconocen aún los mismos expertos. ¿Realmente podemos tener influencia en el destino y gestión de ese caudal de dineros de cauce tan misterioso? ¿Lograr que tengan impacto real en nuestra industria animada y no queden en agua de borrajas?

Hemos de intentarlo. Desde ministerios y Generalitat se alienta la cooperación público-privada, y es lógico: los agentes solos no pueden llenar de contenido los programas, tampoco es su labor liderar la innovación sino facilitarla. La directriz “aprender de la crisis” de desgranar en objetivos como transformación digital, cohesión social a través de la cultura, sostenibilidad, modernización de las administraciones, resiliencia, innovación.

En nuestro diálogo con los administradores de estos fondos, los productores de animación debemos ir más a allá del aspecto cuantitativo y del mero reparto: “Cuántos millones para animación para TV, qué porcentaje para los largometrajes…” Debemos plantear propuestas que encarnen de verdad la innovación y la sostenibilidad, que exploren nuevos modelos de negocio y formatos, nuevas técnicas de producción y distribución, nuevas maneras de trabajar con las televisiones y con las mismas instituciones.

Por ejemplo, el proyecto “Catalunya, motor de la innovació audiovisual i del vídeojocs del sud d’Europa” promovido por la Generalitat y respaldado ampliamente por la industria, podría tener, de confirmarse, un impacto positivo real, pero para ello es crucial que los productores ayudemos a articular su programa.

La modernización de las Administraciones es uno de los objetivos explícitos del programa NextGen EU.  Es una oportunidad histórica para la renovación y puesta al día del ICAA, cuya indiferencia e incapacidad para generar unas bases de ayudas adecuadas a la animación han tenido consecuencias destructivas para el sector. Las farragosas y anticuadas bases se han utilizado para justificar devoluciones forzosas de ayudas bajo distintos pretextos. Las productoras de animación se han convertido en blancos fáciles de campañas de afán recaudatorio. Esta mecánica perversa se ha repetido lo largo de los años, dañando a las productoras de animación y llevándolas a la quiebra en muchos casos.

No hace mucho las solicitudes de ayuda del ICAA preguntaban si un proyecto de animación para la web era en blanco y negro o en color. Todavía hoy, el tratamiento que recibe la animación es trasnochado e ineficiente, creando trabas burocráticas innecesarias a producciones y coproducciones de animación de gran potencial. Si éste es el caso con un medio de más de cien años de historia ¿Cómo podría ICAA apoyar la creación audiovisual del futuro, basada en realidad virtual, la inteligencia artificial, blockchain? Ojalá se produzca esa modernización.

En algunos ámbitos, la transformación digital ha aflorado de forma rápida y espontánea: la demanda creciente de contenido audiovisual y florecimiento de servicios como Filmin, la normalización del trabajo remoto, la adaptación online de eventos como Cartoon Movie, MIFA, etc. en otros habrá que explorar con una mentalidad ágil y partiendo de tabula rasa.

El futuro de la animación en Europa pasa por que los productores salgamos de nuestra zona de confort y ampliemos horizontes. Tender la mano a los jóvenes que quieren acceder a la industria, trabajar con productores de ficción y estudios de videojuegos. Con productoras de otros países de Europa. Más allá de la solidaridad entre sectores culturales, el diálogo y la “intoxicación mutua”, puede generar sinergias y traer soluciones para todos. Por ejemplo, la producción a tiempo real en entornos virtuales podría ofrecer una nueva vía a montajes teatrales.

Los próximos tres años representan un momento apasionante lleno de posibilidades. No tenemos tiempo que perder.

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
proa

ÀREA DE SOCIS

Convocatòries, ajudes i informació exclusiva per als socis de PROA

ÀREA DE SOCIS

Més informació

últimes notícies

MÉS articles d'opinió

S'han carregat totes les notícies
No hi ha més notícies
proa

ÀREA DE SOCIS

Convocatòries, ajudes i informació exclusiva per als socis de PROA

ÀREA DE SOCIS

Més informació

vols associar-Te a proa?

Gaudiràs de l'accés a l'àrea de socis amb informació del sector audiovisual: legislació, estudis, documents de treball i ajudes.