Las subvenciones

Tony Albert

Tony Albert

Socio fundador y CEO de Motion Pictures Entretainment
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Tony Albert reflexiona sobre la infinidad de problemas de los productores más allá de las subvenciones

Siempre que aparecen buenas noticias sobre el audiovisual catalán o el español en general, en lo referente a premios nacionales o internacionales, nominaciones, destacadas taquillas, etc… aparecen los “iluminados”. Estos, ante la ignorancia del enorme esfuerzo que supone producir una película, un programa de televisión, un documental o una serie de ficción o animación y desde la comodidad de una silla y con un ordenador, se ven con fuerzas de criticar tan sana profesión.
En lugar de disfrutar de una buena historia estirado en el sofá de casa o practicando el sano vicio de ir al cine, su principal argumento de crítica es si el cine tiene que estar subvencionado o no. Con argumentos morales y económicos, como por qué ayudar a que un proyecto personal de un productor se haga realidad con la ayuda del resto de ciudadanos o por qué el Estado parasita a los productores de cine otorgándoles un dinero que podría emplearse en otras cosas.
Yo creo que esta gente no tiene en cuenta que los productores somos algo más que buscadores de subvenciones. Nosotros generamos ocupación, formamos profesionales, descubrimos talento, exportamos nuestra cultura y pagamos nuestros impuestos. Además, un producto audiovisual ayuda la sociedad, permite enfrentarnos a nuestros miedos, nos ayuda a desconectar y relajarnos, nos sirve de autoayuda. Y también nos motiva, nos emociona, nos abre debates, nos informa, nos ayuda a reflexionar o simplemente nos hace reir o llorar.
Los productores sabemos la infinidad de problemas que sufrimos desde que tenemos una idea hasta que por fin llega el día del estreno. Miles de kilómetros detrás, innumerables reuniones arriba y abajo, sus seguimientos, e-mails, llamadas de teléfono, contratos, quizás alguien incluso se haya divorciado por el camino o perdido su patrimonio. Para que después digan que trabajamos gracias a las subvenciones.
Sólo mencionaré un dato en este editorial, en 2017 el cine español recibió en subvenciones 30 millones de los presupuestos generales del Estado. ¿Es que sólo reciben ayudas los productores audiovisuales? Pues no, los partidos políticos también recibieron subvenciones y casi el doble que los productores. El Partido Popular 17’4, el PSOE 10’8, Podemos 7 y 6’3 para Ciudadanos, más el resto de partidos con menor presencia en la cámara de los diputados suman un total de 52,7 millones de euros y en contrapartida, estos sólo nos hacen sufrir, enojarnos y llorar.

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
proa

ÀREA DE SOCIS

Convocatòries, ajudes i informació exclusiva per als socis de PROA

ÀREA DE SOCIS

Més informació

últimas noticias

MÁS artículos de opinión

proa

ÀREA DE SOCIS

Convocatòries, ajudes i informació exclusiva per als socis de PROA

ÀREA DE SOCIS

Més informació

quieres asociarte a proa?

Disfrutarás del acceso al área de socios con información del sector audiovisual: legislación, estudios, documentos de trabajo y ayudas.

Ir arriba
proa-area-socis

Cercador

Busques una informació
en concret?

SIGUE LAS NOVEDADES DEL AUDIOVISUAL

Recibe en tu correo todas las novedades del sector audiovisual: convocatorias, festivales, formaciones y últimas tendencias