Las academias somos todos y todas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Artículo del vicepresidente de PROA, Tono Folguera, publicado a la InfoProa de lunes 21 de enero de 2019.

El mes de enero es el mes por excelencia de las Academias de cine, son semanas de votaciones finales y de gales. De coger el “traje” guai del armario y cagarte en todo cuando voces que ya no te abrocha, de cruzar los dedos porque no te toque una entrada a la última fila, de esperar a ver quién la hace más gorda este año al escenario o de hacer quinieles a ver cuántos premios aciertas. Por cierto, paréntesis, qué Disfrutara más excitantes este año, oi? A ninguna categoría hay un favorito claro, será una noche mooolt interesante!

Una de las cosas más positivas de estas noches es la diversidad de las películas que, de una manera o de otra, están representadas, es una excelente radiografía del que estamos haciendo o mejor dicho, nos dejan hacer. Evidentemente no pueden ser todas y cuando no te toca, te sabe muy grave. Aunque también es verdad que algunas de las películas que no reciben nominaciones, se han llevado la mejor de las nominaciones, que es la del público y la taquilla. Pocas veces se suman las dos “nominaciones”, pero cuando pasa debe de ser la bomba, espero poder experimentarlo algún día, porque de momento…

Volviendo al tema, los premios de las Academias tienen una característica que no encuentras en ninguna parte más, se premia transversalmente, están representadas todas las “familias” que hacen una película y no solo los “sospechosos habituales”, nuestros estimados directores y actores.

Uno de los retos de las academias, es precisamente huir de la tiranía de las caras conocidas, no es fácil y a veces se dejan llevar por los sabios del protocolo y por los intereses de algunos realizadores de televisión, por quien, lógicamente, su prioridad es su programa, “la gala”. Todavía recuerdo el merder, que con razón, montamos cuando a una de estas gales, a los nominados de animación, documental y guion nos hicieron entrar como público general, no éramos dignos de la alfombra roja, molestábamos.

Afortunadamente las academias van entendiendo que no pueden cometer estos errores, que son la casa de todos y todas, que las gales son nuestra noche y que todos y todas merecemos un trato digno y a la altura del que significa estar nominado.

Es justo reconocer que la Academia catalana esto lo ha tenido bastante claro desde la primera Gala. Y este año, para reforzarlo, ha organizado una serie de mesas con los nominados a documental, guion, tvmovies y montaje. Creo que ha sido una experiencia muy oportuna y que viene a reforzar el que decía antes. Por ejemplo, es importante, que se haya dado voz y rostro a los montadores y montadoras (a los guionistas también, no os enfadáis, pero últimamente creo que se ha avanzado mucho en cuanto al reconocimiento de vuestro fundamental papel), ellos y ellas son los verdaderos arquitectos de nuestras producciones y, muy a menudo, son los que encuentran la luz que hará que una película acabe brillando.

Animo la Academia y a la Academia a seguir por este camino integrador y a posar en valor la importante tarea que hacen TODOS los equipos de una película. Solo de este modo nos haremos fuertes y sobreviviremos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
proa

ÀREA DE SOCIS

Convocatòries, ajudes i informació exclusiva per als socis de PROA

ÀREA DE SOCIS

Més informació

últimas noticias

MÁS artículos de opinión

S'han carregat totes les notícies
No hi ha més notícies
proa

ÀREA DE SOCIS

Convocatòries, ajudes i informació exclusiva per als socis de PROA

ÀREA DE SOCIS

Més informació

quieres asociarte a proa?

Disfrutarás del acceso al área de socios con información del sector audiovisual: legislación, estudios, documentos de trabajo y ayudas.

Ir arriba
proa-area-socis

Cercador

Busques una informació
en concret?

SIGUE LAS NOVEDADES DEL AUDIOVISUAL

Recibe en tu correo todas las novedades del sector audiovisual: convocatorias, festivales, formaciones y últimas tendencias