La animación en los premios de aquí y de más allá

Mikel Mas

Mikel Mas

Productor, director y socio fundador de Cornelius Films
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Mikel Mas hace una crónica sobre los premios Goya 2018

Asistí a la gala de los Premios Goya 2018. El motivo: nuestro corto, “Extraños en la carretera” era uno de los cinco finalistas de tan apreciado galardón. No alargaré el suspenso. Sorogoyen, con su poderosa “Madre”, fue el escogido siguiendo un guion que parecía preestablecido como toda buena tragedia griega. Así que tocó asumir la derrota e intentar disfrutar de una gala que se hizo difícil de tragar. El humor de los geniales Reyes y Sevilla no acabó de adaptarse al formato, pero la falta de ritmo de ciertos momentos del acontecimiento se vio paliado por las alegrías que nos otorgaron algunos de los compañeros de PROA.
Una noche más, Inicia Films no falló, llevándose a casa un zurrón lleno de estatuillas: dos por los dos actores de reparto, una por la mejor dirección novel (que tan sólo podía acabar en manos de Simón) y una última por el mejor cortometraje documental (que, de nuevo, era, sí o sí, por la Ferrés). Pero para acabar de redondearlo, A Contracorriente y Diagonal Televisión, capitaneados por Isabel Coixet, se hicieron con los cabezones a mejor película, mejor dirección y mejor guion adaptado. Y, para estar más orgullosos/se todavía, cinco de las siete estatuillas acabaron en manos de una mujer.
Cuestión, que la ficción y el documental de nuestro país están más en forma que nunca, pero… ¿Qué pasa con la animación? Pues parece que tampoco nos va nada mal, puesto que “Tadeo Jones 2. El secreto del Rey Midas”, coproducida por Ikiru Films, salió victoriosa en la categoría a mejor película de animación. Categoría que, lamentablemente, sólo contaba con tres candidatos. Este hecho no resta ni valor al excelente trabajo realizado en el nuevo Tadeo (más de tres millones de espectadores y casi 18 millones en recaudación lo ratifican) ni quiere decir que la producción de la animación en nuestro país es, tan sólo, de tres películas el año.
El problema es que el grueso del trabajo y la creatividad de la industria de la animación lo tenemos que buscar en las series y no en los unitarios de noventa minutos y, como también pasa en la ficción o en el documental, todo lo seriado es apartado de los grandes acontecimientos audiovisuales. La consecuencia es que el gran público, muchas veces, no es consciente del talento y la autoría que hay detrás de estas producciones puesto que, más allá de la gloria personal de quien recibe el galardón, todos estos premios tienen una función clara: darnos a conocer.
Conscientes de esta realidad, desde ProAnimats hemos empezado una iniciativa que muchos de vosotros pudisteis ver, hace una semana, lo entrega de otros premios más nuestros. Me refiero a los Gaudí. Si recordáis, en un tramo de la gala, David Verdaguer, sentado en la cama del bosque de los sueños, empezó a leer un cuento a tres niños que lo acompañaban. Llevaba como título” Nuestras series de animación” y explicaba que había un montón de personajes de animación, creados en casa, que ni nosotros mismos conocíamos por culpa de un misterioso hechizo. Un buen día,  Gaudí rompió la maldición abriendo las puertas de su castillo del cine para dar a conocer, a todo el mundo, la existencia de estos personajes y quienes habían sido sus creadores. Mientras Verdaguer recitaba el cuento, la gran pantalla instalada en el auditorio del Fòrum, mostraba, una detrás de otra, las últimas series de animación que hemos, o apenas estamos, empezando a producir.
La iniciativa fue todo un éxito y desde aquí quiero agradecer a la Academia que, como decía el cuento, nos abriera las puertas de su castillo para ayudarnos a hacer más presente, al público de nuestra casa, el trabajo que hacemos día a día. Acabo, pero, con una reflexión: estimados académicos de aquí y “académicos” de allá, ¿qué podría pasar si, en un ataque de posmodernidad, empezáramos a considerar igual de valioso cualquier tipo de manifestación audiovisual más allá de su duración o si es un unitario? Aunque, mucho me temo, que sé que me responderéis: Sí, ¡hombre! ¿Y qué viene después? ¿Premiar la mejor web serie?… O, lo que aún es peor, ¡¿mejor youtuber?!

 

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
proa

ÀREA DE SOCIS

Convocatòries, ajudes i informació exclusiva per als socis de PROA

ÀREA DE SOCIS

Més informació

últimas noticias

MÁS artículos de opinión

S'han carregat totes les notícies
No hi ha més notícies
proa

ÀREA DE SOCIS

Convocatòries, ajudes i informació exclusiva per als socis de PROA

ÀREA DE SOCIS

Més informació

quieres asociarte a proa?

Disfrutarás del acceso al área de socios con información del sector audiovisual: legislación, estudios, documentos de trabajo y ayudas.

Ir arriba
proa-area-socis

Cercador

Busques una informació
en concret?

SIGUE LAS NOVEDADES DEL AUDIOVISUAL

Recibe en tu correo todas las novedades del sector audiovisual: convocatorias, festivales, formaciones y últimas tendencias