Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cine de pueblo

Artículo de Rafa Molés, director de SUICAfilms, para el InfoPROA del 31 de mayo.

En el País Valencià somos de pueblo. Yo soy de pueblo, de uno que se llama Alquerías del Niño Perdido. Pero ahora que hace muchos años que vivo en Valencia, veo que aquí también todos somos de pueblo. Somos la periferia de la periferia. Somos los campesinos del cine. Gracias, Alcarràs y Carla Simón por ponerlo (por ponernos) en valor. Por poner en valor una manera de entender el mundo y reivindicarnos ante los monstruos que nos amenazan. Pero hacer cine, por desgracia, es como cultivar melocotones, o en mi caso, mandarinas, que lo podría aprender a hacer en casa, de mi madre y mi padre.

Hay cinco facultades de Comunicación Audiovisual en el País Valencià. Una en Castellón, otra en Elche y tres en Valencia (una de ellas privada). Pero ninguna de ellas parece estar decidida a convertirse en un lugar donde el cine sea capital. Se lo curran mucho, todas ellas, doy fe. Pero es necesaria una escuela de cine. Y como gran rasgo diferencial, debería ser pública. Es necesaria, no solo por aquello específico que se pueda aprender en las aulas, sino para cultivar el deseo y la certeza de que se puede hacer cine desde este pueblo. Necesitamos grupos de colegas, referentes y autoreferentes para que nuestros jóvenes cineastas no huyan, como por desgracia hacen.

En modo auto reivindicativo, reivindico Pueblo, de la oriolana Elena López Riera, o su primer largometraje, El agua, que se acaba de estrenar en la Quincena de realizadores dentro del Festival de Cannes. En su cine habla del pueblo sin romanticismos, como ese lugar que te asfixia pero que amas, de ese lugar del que quieres huir pero que te atrapa. Ella es un buen ejemplo de eso y también de cómo, a pesar de todo, en el País Valencià se puede hacer cine del bueno, del mejor. Sin embargo, estaría bien no tener que hacerlo en plan Erasmus, sino que este pueblo fuera un lugar donde aprender a hacer cine y donde quedarse a hacerlo. Porque ser la periferia mola. No ser devorado por el monstruo mola. Pero necesitamos un centro, un lugar. Y tengo la impresión de que ese lugar debe ser una escuela. Un espacio donde sentirse acogido, crecer y también, eso sería cosa de cada uno, un lugar donde quedarse.

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Avant-logo
ASSOCIACIÓ VALENCIANA D'EMPRESES DE PRODUCCIÓ AUDIOVISUAL

Coneix Avant

Més informació

últimas noticias

MÁS NOTICIAS SOBRE avant

S'han carregat totes les notícies
No hi ha més notícies
Avant-logo
ASSOCIACIÓ VALENCIANA D'EMPRESES DE PRODUCCIÓ AUDIOVISUAL

Coneix a Avant

Més informació

por qué formar parte de proa

Si tu productora se hace socia de PROA, podrás disfrutar del servicio de prensa, asesoramiento de tus proyectos, participar en networkings para socios y acceder al área privada para consultar documentos internos, propuestas, avisos y convocatorias

Ir arriba
proa-area-socis

Cercador

Busques una informació
en concret?

SIGUE LAS NOVEDADES DEL AUDIOVISUAL

Recibe en tu correo todas las novedades del sector audiovisual: convocatorias, festivales, formaciones y últimas tendencias