Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

CUATRO DESAFÍOS PARA LA ANIMACIÓN EUROPEA

Article de Pablo Jordi productor de Pikkukala, publicat a l’Infoproa de dilluns 16 de desembre de 2019.

La animación europea es una fiesta. Desde Helsinki a las Canarias, hoy se produce mucho y variado. Los últimos años nos han regalado un porrón de grandes películas de animación divertidas, valientes, preciosas, políticas, así como series de animación de gran calidad. Y el público lo empieza a reconocer.

La espectacular irrupción de los operadores de SVOD no es el único motivo de esta efervescencia. El campo ha sido abonado durante años por productores infatigables, programas como MEDIA o Eurimages, broadcasters públicos, y asociaciones como Cartoon, Emile Awards o Animation In Europe (de la que ProAnimats es miembro activo).

Este momento de euforia productiva es una ocasión de oro para encarar con optimismo y ambición los desafíos más gordos que se nos presentan:
El tratamiento desigual que recibe la animación en los distintos estados dificulta la colaboración entre los países de “gran capacidad productiva” y los más modestos. Facilitar las co-producciones de todos los colores y sabores es preservar la diversidad de voces europea. MEDIA está en ello. Otras iniciativas de tipo regional (por ejemplo desde las asociaciones de productores nórdicas, europeas del Este, o mediterráneas) pueden completar sus esfuerzos.

La precariedad laboral es, desgraciadamente, un rasgo común de los profesionales de la animación en Europa. Este colectivo tiene un alto grado de movilidad territorial e intermitencia en los periodos de trabajo. Hacen falta políticas transnacionales que reconozcan este modus vivendi y ofrezcan estabilidad a quien quiera trabajar en la animación en nuestro continente.

A pesar del impacto mediático de algunas producciones recientes, el reconocimiento de la animación por el europeo medio es escaso. Todavía hay mucho trabajo de marketing pendiente. A través de nuestras mismas series y películas  también se puede construir un imaginario de la animación europea. Y si no mirad cómo algunas  películas de Hollywood alimentan el mito Hollywood.

El pirateo y la popularidad de “VPNs” de dudosa legitimidad entre el público europeo es irritante. En lugar de criminalizar a la audiencia, debemos ofrecer una alternativa válida. ¿Facilitar ambiciones internacionales a éxitos locales como Filmin?¿coordinar esfuerzos de los “public vodcasters”?

Para promover medidas políticas en Europa y en cada estado hace falta una visión estratégica que las orienten. Para seducir al público hace falta transmitir unos valores comunes.

Como europeos, sentarnos a discutir nuestra identidad y valores, (sea en lo cultural, laboral, política exterior o territorial…) es nuestro sino. Como productores de animación, algunos parecemos compartir un deseo de impactar en el contenido que consumen nuestros hijos. Darle resonancia cultural europea y hacer que refleje los valores positivos de Europa: diversidad, democracia, derechos humanos… Hay también un anhelo común de contribuir a la creación de empleo y promoción de una industria de entretenimiento saludable.

Es un buen comienzo.

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Proanimats_logo
ASSOCIACIÓ PROFESSIONAL DE PRODUCTORS D'ANIMACIÓ

Coneix ProAnimats

Més informació

últimes notícies

Proanimats_logo
ASSOCIACIÓ PROFESSIONAL DE PRODUCTORS D'ANIMACIÓ

Coneix a Avant

Més informació

per què formar part de proa

Si la teva productora es fa sòcia de PROA, podràs gaudir del servei de premsa, assessorament dels teus projectes, participar a les trobades per a socis i accedir a l'àrea privada per consultar documents interns, propostes, avisos i convocatòries entre d'altres.