ÀPunt(es): Nueva televisión autonómica

Lorena Lluch

Lorena Lluch

Productora i presidenta d'Avant
Lorena Lluch, productora i presidenta d'AVANT reflexiona sobre la posada en marxa d'Àpunt

Lejos queda ya aquel fundido a negro de RTVV. Hace ya cinco años que privó a todos los ciudadanos de la Comunidad Valenciana no solamente de la capacidad de ver, sino de saber, de ser informados, de poder entretenerse. No tan lejos queda, sin embargo, la paralización del sector audiovisual, que quedó tocado y hundido. Un lustro es mucho tiempo para una industria paralizada, que ha tenido que sobrevivir fuera de nuestras fronteras, o quedándose para aportar (y aportarse) su granito de arena para poder salir adelante.

En este contexto nació AVANT. Lejos quedan ya nuestras reuniones con los partidos del Pacto del Botánico para la creación del nuevo modelo de televisión que se empezaba a gestar. Y poco a poco parecía que empezábamos a ver la luz al final del túnel; esta vez, con un cambio de criterio, unas energías renovadas, un espíritu diferente, muchas sinergias y sobre todo, ilusión y sentido común.

El pasado 10 de junio, À Punt inició sus emisiones regulares. Meses atrás, la gran mayoría de productoras valencianas iniciaban su reactivación, y con ellas, se iniciaba la rueda de la recuperación del sector y su impacto socioeconómico. Es pronto para sacar conclusiones, esto acaba de empezar y el escenario, aunque deseado, no es “el deseado”; los inicios siempre son complicados, y las expectativas ambiciosas. Pero la apuesta es común, tanto por parte de la televisión pública como de la empresa privada a la que se externalizan los contenidos (entre el 80% y el 90%). La receta es un cóctel de mucho esfuerzo, paciencia, sacrificio, talento, creatividad, ilusión, comunicación y profesionalidad.

No es momento de sacar conclusiones, tampoco de aplaudir o cuestionar; todo esto ya llegará. Es momento de mantenerse para seguir creando contenidos fieles a los valores del nuevo modelo de televisión: de proximidad, pluralidad, honestidad. También de ser fieles a los valores que los productores hemos defendido y cuyo incumplimiento nos llevaría a caer en errores del pasado inadmisibles: paridad, defensa salarial, dinamización del sistema productivo que relance al sector audiovisual, creación de nuevos equipos de profesionales, apuesta por las caras nuevas, acercamiento a la realidad y mantenimiento de la honestidad, desde la más absoluta rigurosidad, calidad y originalidad.

La aceptación, por tanto, sabemos que es complicada. Como complicado es el contexto en el que necesitamos esta aceptación. Un momento en el que estamos produciendo como nunca habíamos hecho, pero con un presupuesto que debe ser aumentado para mantener esta producción de contenidos de calidad. La CVMC debe ser consciente de que el esfuerzo es conjunto, pero una vez estabilizado el sector, el esfuerzo no suple la financiación, y la calidad puede quedar precarizada. Y en esta ocasión, a la segunda va la vencida, un sector no puede hundirse dos veces. Requiere, pues, de una acogida consciente y un ejercicio de paciencia y esfuerzo mutuo.

No es fácil, pero cinco años son suficientes para una adecuada puesta a punto.

proa

ÀREA DE SOCIS

Convocatòries, ajudes i informació exclusiva per als socis de PROA

ÀREA DE SOCIS

Més informació

últimes notícies

MÉS articles d'opinió

S'han carregat totes les notícies
No hi ha més notícies
proa

ÀREA DE SOCIS

Convocatòries, ajudes i informació exclusiva per als socis de PROA

ÀREA DE SOCIS

Més informació

vols associar-Te a proa?

Gaudiràs de l'accés a l'àrea de socis amb informació del sector audiovisual: legislació, estudis, documents de treball i ajudes.